Análisis de la campaña Vive sin drogas

Posted by Publicadas por Clemente Sánchez-Uribe On 11:35

Por Delia Gómez Morales

Resumen

Esta investigación tiene como objetivo realizar un análisis de la campaña
Vive sin drogas difundida a nivel nacional por la Fundación Azteca; asimismo se hará referencia al papel que desempeña la familia en este problema.

La metodología utilizada es a través de un análisis con fuentes bibliográficas, hemerográficas y electrónicas.

Este artículo está dividido en cuatro partes: en la primera de ellas se analiza el consumo de drogas en la sociedad mexicana, sus consecuencias y la permeabilidad que existe en la sociedad mexicana para hacer uso de las mismas; la familia y la ética corresponden a la segunda parte de esta investigación; como tercer punto se analiza la planeación, la implementación y la evaluación de la campaña Vive sin drogas.

Esta campaña, difundida por la Fundación Azteca, contribuye a aminorar el uso y la prevención de las drogas en la juventud mexicana; asimismo la familia es el factor clave para enfrentar este problema.

Palabras clave: drogas, familia y campaña Vive sin drogas.

***

El consumo de drogas en la sociedad mexicana

El uso de drogas ilegales en la sociedad mexicana es parte fundamental de la agenda social, ya que se vincula con otros problemas que tienen que ver con éste, como son: narcotráfico, crimen organizado, violencia, delincuencia, abandono del trabajo y pérdida de valores pero, ¿qué tipo de drogas se consumen en el país?, ¿qué sectores de la población consumen drogas?, ¿en dónde consiguen drogas?, ¿cuáles son las causas determinantes por las que los jóvenes comienzan a consumir drogas? A estas interrogantes se dará respuesta en seguida.

Antes de iniciar es necesario dejar establecido que la droga es una sustancia o una mezcla de sustancias distintas a las que el ser humano consume para su mantenimiento, como el agua, oxígeno, alimento, y que al introducirse en un ser humano modifica y altera alguna de sus funciones. Los cambios que se observan en las personas por el consumo de drogas pueden ser alteraciones en el comportamiento, en las emociones y sensaciones.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Centro de Integración Juvenil, en la sociedad mexicana quienes consumen drogas son, en su mayoría, hombres jóvenes: por cada mujer que durante 2007 consumió algún tipo de droga, ocho varones lo hicieron; también se tiene el dato de que un tercio de los adolescentes y jóvenes que tienen entre 12 y 25 años admitieron haber usado algún tipo de droga. Asimismo, la edad en la que se inician los jóvenes en las drogas es entre los 10 y 18 años. En conclusión, el sector más vulnerable en la sociedad mexicana para probar o engancharse en las drogas son los hombres adolescentes y jóvenes. Por tal razón, los padres de familia que tienen hijos entre esas edades deben estar alerta de su desarrollo, de las actividades que realizan, de sus amigos, y de sus hábitos y costumbres.

Dentro de las drogas que circulan en el país, la marihuana es la más utilizada (cinco de cada 100 personas la ha probado), después le sigue la cocaína y los inhalables (thinner, pegamentos, lacas, gasolina y pintura). Cabe mencionar que el consumo de cocaína ha aumentado de manera alarmante, pues en los últimos cinco años se triplicó la cantidad de personas que la prueban.

Muchos padres de familia piensan que sus hijos sólo adquieren drogas fuera de sus hogares; sin embargo, no hay que pasar por alto que los jóvenes pueden consumir drogas médicas, alcohol, marihuana y cocaína, en sus casas. Sin embargo, los lugares en donde se adquiere la droga con más frecuencia son: la calle, la escuela, y los lugares de diversión como discotecas, bares y fiestas.

Algunas de las causas que propician el inicio y el consumo de drogas son: la creencia de que no les hace daño, la presión de los amigos, la curiosidad, el suponer que con ellas es más fácil superar los problemas o evadir la realidad, calmar la angustia, la ansiedad o el dolor. En nosotros está brindar protección a hijos y a seres queridos para evitar que se inicien o continúen en el consumo de drogas; realizar acciones que disminuyan o impidan este grave problema que aqueja a muchos jóvenes de la sociedad mexicana. Por otro lado, no todas las personas que consumen drogas son víctimas, también hay victimarios que inducen a otros al vicio para sostener su adicción.

Los efectos que causan las drogas varían de una a otra persona, de la cantidad consumida, de la modalidad de asimilación y de la frecuencia, y pueden ser desde la pérdida de la atención, la alteración del sentido de la realidad, el aislamiento y la soledad, hasta la dependencia y la desintegración familiar, e incluso el suicidio.

Las drogas, la ética y la responsabilidad de la familia

Los padres de familia se encuentran muy preocupados ante el problema de las drogas. Tratan de concientizar a sus hijos del daño que producen, pero ante su gran expansión se sienten vencidos. Sin embargo, hay que dejar bien establecido que no en todos los casos los padres son responsables del consumo de drogas de sus hijos. Si bien ellos tratan de ser modelo para formar la personalidad de sus hijos, hay otras personas que influyen negativamente sobre los muchachos. Por otro lado, si existe una carencia de afecto, de amor, de apoyo en la convivencia diaria entre padres e hijos, hay mayor vulnerabilidad en éstos por lo que pueden caer en el uso y abuso de drogas; por ello, es importante que, como padres de familia, se tenga presente la comunicación, la expresión del amor, los valores, la satisfacción de necesidades psicológicas y emocionales de los hijos, el sentido de la unión familiar y la pertenencia entre los integrantes de la familia.

Así pues, como padres de familia es importante observar en los muchachos los siguientes puntos que se presentan como una alerta amarilla cuando existe un posible uso de drogas:

1. El abandono repentino de la higiene personal.
2. El uso permanente de mangas largas, pues éstas pueden ocultar lesiones provocadas por dosis intravenosas.
3. El uso constante de lentes oscuros, aun en lugares cerrados, pues los ojos rojos o la dilatación de la pupila es característica del uso de drogas.
4. Desinterés por el estudio, o la repentina baja en las calificaciones.
5. Cambios de ánimo o mucha agresividad.

Campaña Vive sin drogas

De la misma manera que se venden cigarrillos, también se puede vender la idea de dejar de fumar. Hoy en día la mercadotecnia no sólo se utiliza para venderle al consumidor bienes y servicios, también es utilizada para promover en la sociedad algún valor, cambios de conducta o ayudar a grupos menos favorecidos. Esto se puede hacer a través de la mercadotecnia social. Una de las herramientas que utiliza la mercadotecnia son las campañas sociales y, en términos generales, la campaña social se refiere a la provocación de un cambio social deseado, es decir, resolver una necesidad física, social, humanitaria y espiritual; busca modificar las actitudes y las conductas de las personas que forman parte de la sociedad con el fin de lograr el bienestar del grupo menos favorecido o público meta.

Su principal objetivo es persuadir y convencer al público o públicos meta de aceptar ideas para transformar actitudes y conductas hacia formas positivas que redunden en el bien o en la obtención de ventajas para los grupos poblacionales meta de las mismas campañas. Una campaña social se basa en estrategias de comunicación, como seleccionar el medio idóneo para llegar al destinatario.

Una de las campañas de mercadotecnia social que ha tenido mucho éxito por su gran aceptación entre el público, su planeación y su implementación es Vive sin drogas, realizada por la Fundación Azteca, que se difunde en toda la República Mexicana de manera masiva y permanente. Dicha campaña busca ofrecer a los jóvenes las herramientas necesarias para que, de manera consciente, decidida vivir sin drogas, al tiempo que concientiza e informa a los padres de familia sobre la importancia que tiene el participar activamente en la prevención del consumo de drogas y adicciones.

Historia de la campaña Vive sin drogas: la planeación

Este movimiento surgió en 1998 por la urgente necesidad de hacer algo concreto ante el aumento del consumo de drogas en los jóvenes y al tráfico de estupefacientes. La meta de la campaña es prevenir a los adolescentes y jóvenes informándoles de los riesgos que provocan el uso de las drogas.

La campaña tiene dos tipos de prevenciones: primaria, encaminada a evitar el inicio del consumo de drogas; y secundaria, si ya se tuvo contacto con la droga, impide el desarrollo de la adicción o de los trastornos asociados con el abuso de las drogas, mediante la detección y derivación oportunas.

La estructura de la campaña Vive sin drogas: la implementación

La campaña Vive sin drogas está fundamentada en la educación formativa e informativa a través de seis proyectos.

· Campaña en televisión.
· Gira Vive sin drogas.
· Conferencia “Sembrando flores de vida”.
· Seminario para padres.
· Centro telefónico.
· Internet.

La campaña en televisión. La televisión es el medio idóneo para llegar a los niños y adolescentes. Se lleva a través de mensajes de prevención a los hogares mexicanos y algunas ciudades de Estados Unidos. En diez años que tiene la campaña se han producido 35 diferentes spots difundidos en diversas ocasiones. Cabe señalar que los contenidos de la campaña Vive sin drogas son diversos, ya que la drogadicción y el alcoholismo no respetan sexo, edad ni condición social, y el objetivo de los spots es alertar a los jóvenes y padres de familia de todos los sectores sociales acerca del problema de las drogas.

La gira Vive sin drogas. Nació como una respuesta a la demanda de la información que se generó con la campaña en televisión Vive sin drogas iniciada por la Fundación Azteca y en coordinación con los sectores empresarial, gubernamental y eclesiástico. Se lleva a diversas partes de los estados de la República Mexicana y el formato que sigue es a través de un evento que transmite el mensaje de prevención contra las drogas y adicciones, y por medio de conferencias y testimonios de personas que han caído en el uso de las drogas. Cabe destacar que en este evento participan celebridades de TV Azteca, especialistas en adicciones, cantantes, comediantes, personas que estuvieron envueltas en el mundo de las drogas y el alcohol, y quienes comparten sus testimonios de vida.

Conferencia “Sembrando flores de vida”. Surge por la necesidad de llegar a aquellas ciudades o poblaciones donde no es posible llevar la gira. El formato son conferencias, que han tenido una gran aceptación del público, debido a que es una extracción de la gira y cumple con el objetivo primordiar que es la prevención en el consumo de drogas.

Centro telefónico. Este centro se creó a través de una alianza entre la Fundación Azteca, la Secretaría de Salud y el Consejo Nacional contra las Adicciones. El objetivo del centro es orientar, informar y canalizar a las personas que tienen problemas con las drogas en forma directa o indirecta. El servicio es gratuito y las llamadas son anónimas y confidenciales. Funciona las 24 horas del día y los 365 días del año.

La página de Internet. Es el medio electrónico e interactivo en el cual la campaña da a conocer todos sus proyectos, proporciona información y noticias, investigaciones especiales, consejos prácticos y temas relacionados con la prevención del consumo de drogas, además de algunos consejos prácticos para padres de familia.

La evaluación de la campaña

En el centro telefónico se reciben más de 1 200 llamadas diarias y a la fecha se ha atendido a más de 250 000 personas; de esta cifra, aproximadamente 40% ha sido canalizada a algún tipo de rehabilitación. Sin embargo, es muy difícil evaluar los resultados obtenidos porque se trata de un trabajo de prevención, por lo que es imposible estimar cuantos jóvenes se han rehabilitado desde que se puso en marcha el programa.

Dentro de la evaluación de la campaña Vive sin drogas se puede observar que por tres años consecutivos la página de Internet, cuya dirección es
http://www.vivesindrogas.com/, ha sido galardoneada con el premio Best como la mejor página de salud. Asimismo, en 1999 la Organización de las Naciones Unidas otorgó a la Fundación Azteca el premio de la sociedad civil de las Naciones Unidas por dicha campaña.

De la Gira Vive sin drogas se tiene que al día de hoy cerca de 250 000 personas han vivido la experiencia de esta gira en más de 26 estados y 29 ciudades de la República Mexicana.

Se puede afirmar que la campaña Vive sin drogas es digna de admiración. Por diez años ha informado a todo el país sobre los daños físicos, psicológicos, familiares y sociales que causan el consumo de drogas y el alcohol. Además de crear conciencia sobre los riesgos que representan dichas sustancias, con la finalidad de que las personas tomen la decisión responsable de no consumirlas y contribuir así a la lucha contra las adicciones.

Conclusiones

Uno de los principales problemas que aqueja a la sociedad mexicana es el consumo de drogas, pues no cabe duda de que en el país cada vez hay más oferta de drogas y también más demanda por parte de la población mexicana, especialmente de adolescentes y jóvenes. En México la oferta es muy amplia, los precios son accesibles y conseguir las drogas está a la vuelta de la esquina, y la pregunta es: ¿qué podemos hacer ante este problema?

Por un lado, incrementar en la población, en las universidades y en los medios de comunicación las campañas contra el uso y abuso de drogas. Tomar como modelo la campaña de Vive sin drogas que tiene planeación, implementación y evaluación, una campaña que nació hace diez años y que se ha extendido a toda la República Mexicana a través de sus divisiones.

Por otro lado, como padres de familia es importante tener comunicación con los hijos, saber escucharlos, conocer sus diversiones, sus proyectos y sus amigos, así como aconsejarlos sobre el uso de las drogas. El ejemplo es el mejor aliado, especialmente el de los padres, en el uso moderado del tabaco y del alcohol. Pero sobre todo, y esto es lo más importante, ame a su hijo para que no caiga en estas adicciones o para que salga de ellas.


Referencias
Recuperado el 1 de septiembre de 2008 de http://www.fundacionazteca.com
Recuperado el 4 septiembre de 2008 de
http://bibliotecas.salud.gob.mx/
Recuperado el 6 de septiembre de 2008 de
http://www.salud.gob.mx/
Recuperado el 14 de septiembre de 2008 de http://
http://www.cij.gob.mx/